miércoles, junio 16, 2004

Utilidad de DNA de Epstein-Barr en control de pacientes con carcinoma nasofaringeo

El estudio de la carga plasmática de DNA del virus Epstein Barr mediante PCR cuantitativa en tiempo real se manifiesta como un marcador molecular útil para el diagnóstico, monitorización y predicción de recaidas en pacientes con carcinoma nasofaringeo según los datos publicados en N. Engl. J. Med. 2004;350:2461-70.
Los pacientes del grupo de estudio (101) tenían carcinoma nasofaringea sin evidencia de matastasis distante, mientras que el grupo control lo conformaban 40 voluntarios sanos, 20 pacientes que habían sobrevivido 5 años al carcinoma nasofaringeo tras la radioterapia y 19 pacientes con mestátasis a distancia.

Se detectó DNA de EBV en plasma en 94 de 99 pacientes, pero en ninguna de las muestras de plasma de los 40 voluntarios sanos o 20 pacientes dados por curados del carcinoma nasofaringeo. Aquellos que tenían recaida (18) tenían una carga viral más elevadas que los que no tenían recaida del proceso tras la radioterapia. Y la elevación de los niveles de DNA en 8 de estos pacientes ocurrió 6 meses antes de que la recaida se detectara clinicamente.

A la semana de finalizar la radioterapia solo en 10 de los 99 pacientes se detectó DNA de EBV. Siete de estos 10 tuvieron una recaida posterior y uno tuvo una metastasis a distancia más recurrencia en cuello.

Así se pueden obtener varias conclusiones:
- en el momento de presentación de la enfermedad, una carga viral elevada se asocia con recurrencia.
- tras la quimioterapia la ausencia de negativización de la carga viral se asocia con recurrencia.
- la elevación de la carga viral respecto de un control previo se asocia con recurrencia