sábado, marzo 10, 2012

Nuestro problema con C. difficile

El año pasado tuvimos 117 enfermos con diarrea por C. difficile. Ninguno ha sido grave pero obliga a aislar al enfermo bloqueando camas de acompañantes así como aumenta su hospitalización. Muchos para la categoría de nuestro hospital, un hospital con unas 100 camas.

Además se engloban los casos solo en dos plantas. Los infectologos me piden realizar el aislamiento de varios casos consecutivos de enfermos y el genotipado de las cepas aisladas para ver si la transmisión se produce dentro del hospital o viene ya el paciente con la bacteria “de su casa” como ocurre en gran parte de los pacientes según la publicación del CDC.

Si viene en la mayoría de los casos de fuera del hospital, lo que se evidenciaría por falta de relación en el genotipado, habría que incidir en la política antibiótica. Si hubiera relación entre las cepas refleja mala contención de los aislamientos.

Mi opinión, hecha participe a los clínicos, está clara, analizar tanto la política antibiótica caso a caso, como analizar la política de aislamiento de los pacientes. No parece necesario el genotipado, pero es mucha la presión que se recibe por lo que la idea es realizar sólo el genotipado de 8 a 10 aislamientos de C. difficile para ver su relación y verificar donde está el fallo. Es por ello que busco un centro que realice esta técnica con cierta rutina.

Ah, los hospitales de nuestra provincia no tienen este problema.

2 comentarios:

Andoni Carrion dijo...

Javier, creo que tu mismo contestas a los interrogantes que te planteas en la entrada. Si este problema solo lo tenemos en nuestro hospital y, sobre todo, en dos plantas... Para que buscar la causa fuera? Para no sentirte responsable?

Claramente la causa somos nosotros (me incluyo)... Y no será porque la enfermería de la tercera planta (como bien sabes) no lo ha dicho por activa y por pasiva y ha propuesto medidas: aislamientos preventivos solo con sospecha Clinica, no desplazar a pacientes positivos, lavado de batas, etc.

Cientounero dijo...

Andoni, no te creas, lo tengo claro. El problema es nuestro y la solución pasa por controlar las dos variables que suscribo, la política de antibiótico y el correcto aislamiento del paciente (lavado de manos, lavado de batas y pijamas, limpieza de habitaciones...), tanto el diagnosticado como el que tiene diarrea.

Sabes que cada vez que me preguntan lo digo. El intentar el genotipado es saber que ocurre en realidad pero los infectólogos lo saben de mi boca, no es imprescindible para controlar la situación.