viernes, junio 10, 2011

Mi disquisición sobre el borrador de decreto de organización de gestión clínica del servicio Andaluz de Salud

Un aspecto a mantener en nuestro sistema de salud es la igualdad de acceso al sistema sanitario de todos los ciudadanos. Es lógico que no todos los laboratorios pueden tener montadas las mismas técnicas diagnósticas. Los laboratorio en hospitales tradicionalmente de cabecera han tenido mayor concentración de recursos, ya sea espacio, personal y presupuesto. Y en aras de una mayor eficiencia, los centros hospitalarios pequeños han derivado a centros diagnósticos fuera de Andalucía algunas técnicas de laboratorio.

La lógica tendencia es que estas técnicas de laboratorio sea realizada por los recursos que ya posee nuestro sistema sanitario. Y según entiendo en el Artículo 12 del borrador se contempla la posibilidad de realizar alianzas estratégicas entre varias unidades para compartir recursos. Y no se si los proyectos de colaboración entre distintos laboratorios de distintos hospitales estarian contemplados aquí.

Un ejemplo sería la obligación moral que tenemos ahora para estudiar la infección por el virus de la gripe. Aunque la infección generalmente no es grave, esta puede llevara un paciente a necesitar ingreso en una unidad de cuidados intensivos por el compromiso respiratorio importante. Esta infección es tratable actuamente por tener disponible en farmacia hospitalaria el antiviral específico. Por ello a los ciudadanos de mi zona estoy obligado a poner a su disposición el diagnóstico en aquellos casos en los que el clinico se plantee el uso del antiviral.

Sin embargo el que yo monte la técnica puede no ser eficiente. Un estudio de PCR, a 75 € la determinación, se convierte a 215 € por la necesidad de montar tambien control negativo y positivo. A esto se le suma la caducidad de los reactivos que pueden hacer que no me de tiempo a agotar todo el kit antes de su caducidad. Necesito gran volumen de enfermos susceptible de tratamiento para abaratar el precio por enfermo. Esto un hospital pequeño no los reune.

Debe ser factible y estar bien regulado llegar a acuerdos entre distintos laboratorios para concentrar técnicas diagnósticas en cada centro para una mayor eficiencia sin que los objetivos presupuestarios del laboratorio receptor de las muestras diagnosticas no se vean afectados. (Esta última frase es la madre del cordero; si yo pierdo productividad no acepto muestras de otro laboratorio, allá se la apañen los ciudadanos y profesionales de otras áreas sanitarias)